ESTATUTO DEL CONSUDEC

Capítulo I: Nombre, naturaleza, fines y funciones

Art. 1.- El  "Consejo   Superior  de   Educación   Católica" -CONSUDEC- es un organismo oficial de la Iglesia de carácter nacional que representa a la educación católica argentina organizada en Juntas Diocesanas. El CONSUDEC depende de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), a través de la Comisión Episcopal de Educación, cuyo Presidente es el Moderador de este organismo eclesial.

Art. 2.- El CONSUDEC tiene por finalidad general orientar la pastoral educativa a nivel nacional; alentar la misión de evangelizar, la cultura a través de la educación; y actualizar la vigencia de la identidad de la escuela católica. Estos fines se concretan de un modo más particularizado en la diversas funciones que se explicitan en el Art. 3. Asimismo, el CONSUDEC está al servicio de la Juntas Diocesanas de educación católica, que integran la institución, y también de los Consejos provinciales (tanto de provincias eclesiásticas como civiles), que los Sres. Obispos estimen oportuno construir.

Art. 3.-  Para el logro de sus fines generales el Consudec cumplirá las siguientes funciones:

1) Difundir e impulsar el cumplimiento de los documentos de la Iglesia sobre educación (Concilio; Documentos de la Congregación para la Educación Católica; Código de Derecho Canónico; CEA, Legislación complementaria, canon 804,1, Decreto B; así como todas las orientaciones y normas emanadas de la CEA sobre el quehacer educativo).

2) Informar y prestar asesoramiento a la Comisión Episcopal de Educación, así como colaborar con los Sres. Obispos y sus organismos en la creación y afianzamiento de las comunidades educativas.

3) Afirmar el derecho- y deber de educar que tiene la Iglesia católica, así como defender el principio y la vigencia de la libertad de enseñanza.

4) Promover, sostener y defender el derecho de los padres a elegir la educación para sus hijos y esforzarse para que sea reconocido el derecho a una equitativa distribución de los recursos fiscales destinados a las escuelas, realizada de acuerdo a la justicia distributiva.

5) Procurar el reconocimiento jurídico de la educación católica, religiosa y moral, en escuelas no católicas, de acuerdo a la conciencia de los padres (CDC, canon 799 y CEA, Legislación complementaria, canon 804, 1, Decreto b, cap. 1, art. 7); ayudar a su hipotética implementación; y promover la educación católica a través de los medios de comunicación social.

6) Informar a los superiores mayores de las órdenes y congregaciones religiosas dedicadas a la educación sobre la realidad nacional en ese campo y recibir los puntos de vista de ellos sobre dicha realidad; así como estimular y canalizar la participación de los religiosos/as en los organismos de educación católica.

7) Promover y coordinar acciones tendientes al seguimiento de la política educativa  nacional; impulsar la realización y actualización del diagnóstico  y evaluación de la educación católica a nivel nacional; y orientar; asesorar y animar la planificación; actualización y ejecución del proyecto educativo católico a dicho nivel nacional.

8) Editar folletos y revistas vinculados con el quehacer educativo católico; y organizar cursos, encuentros; seminarios y congresos como servicio a la educación católica a nivel nacional.

9) Convocar y coordinar encuentros con teólogos, filósofos; pedagogos, etc., en calidad de asesores del CONSUDEC; y, particularmente, con canonistas y abogados cuyos estudios, experiencias y sugerencias permitan asumir a nivel nacional y en las distintas jurisdicciones, de acuerdo con los respectivos obispos, posiciones concordantes frente a la legislación educativa y laboral que afecte a la educación católica

Art. 4.- El CONSUDEC representará a !a educación católica argentina ante la Federación Interamericana de Educación Católica (CIEC), la Oficina Internacional de Educación Católica (OIEC) y los organismos no gubernamentales de la UNESCO a través de la OIEC. Y representará también a la educación católica nacional ante los distintos organismos públicos y privados, particularmente, en los casos que estén afectados los intereses de los institutos católicos de educación. Para ejercer esta última representación el CONSUDEC deberá contar con el mandato expreso de la CEA a través de la Comisión Episcopal de Educación; y quedará exceptuada cualquier diócesis que haya excluido expresamente su representatividad.

 

Capítulo II: Los miembros

Art. 5.- Son miembros del CONSUDEC los presidentes de la Juntas diocesanas de Educación Católica, o en su defecto la persona nombrada en cada diócesis por el Señor Obispo diocesano para ocuparse de la educación, y los presidentes de los Consejo de Educación y los presidentes de los Consejos de Educación Católica de cada jurisdicción civil (o en su defecto, la persona designada por los Señores Obispos que integren una jurisdicción civil para ocuparse de la educación). Los miembros del CONSUDEC deberán participar en las Asambleas anuales ordinarias, y las extraordinarias que se convoquen, por sí o por delegado debidamente acreditado.

Art. 6.- El CONSUDEC reconoce y respeta la autonomía de las Juntas diocesanas y de los Consejo de cada jurisdicción civil en los que ellas eventualmente se integren, con todos los derechos inherentes a este reconocimiento. Dichos miembros y organismos tendrán también derecho a participar de todos los servidos que preste el CONSUDEC; así como a proponer a la Comisión Directiva las iniciativas que consideren convenientes, y la convocatoria a Asambleas extraordinarias.

Art. 7.- Los miembros del CONSUDEC, así como los organismos diocesanos y provinciales que integren, se comprometen a: 1) a cumplir las disposiciones del presente Estatuto, así como la normativa y las resoluciones que se dicten de acuerdo al mismo; 2) informar a las autoridades del CONSUDEC sobre la labor pedagógica y otros temas y problemas de interés educativo que tengan lugar en el ámbito de su jurisdicción, así como las novedades relevantes en materia de legislación educativa y laboral jurisdiccional; y 3) proveer a los gastos que origine la participación de los miembros, representantes o delegados del CONSUDEC en las Asambleas y/o reuniones aprobadas en las Asambleas.

 

 Capítulo III: Los órganos de conducción y su funcionamiento

Art. 8.- Serán órganos de conducción del CONSUDEC, según la competencia correspondiente, las Asambleas, la Comisión Directiva y el Moderador, por sí solo o integrando la Comisión Episcopal de Educación.

Art. 9.- Son miembros de las Asambleas todos los miembros del CONSUDEC, según se indica en el art. 5 de este Estatuto. Las Asambleas estarán presididas por el Moderador - quien puede delegar en otro miembro de la Comisión Episcopal - o, en su defecto, por el Presidente de la Comisión Directiva del CONSUDEC, a quien, en caso de ausencia lo reemplazará el Vicepresidente. Actuará como Secretario quien ocupe dicho cargo en la Comisión Directiva del CONSUDEC, o, en su defecto, el miembro que la Asamblea elija para cumplir esa función.

Art. 10.- La Asamblea ordinaria anual se reunirá dentro de los 120 días de finalizado el ejercido.

Se establece como fecha de finalización del ejercicio el 31 de Marzo de cada año. La sede de la. Asamblea ordinaria será, si no se indica otra cosa en la sede de CONSUDEC.

Art. 11.- La Asamblea ordinaria anual será convocada por la Comisión Directiva con 30 días de antelación a su realización. En la convocatoria se indicará la fecha, la hora de comienzo y el temario. La Asamblea sesionará válidamente, a la hora fijada en la convocatoria, con la mayoría de sus miembros. Si después de media hora no se tuviera este quórum, sesionará válidamente con los miembros presentes.

Art. 12.- A la Asamblea ordinaria anual le corresponde, cada tres años, una función electiva de los miembros de la Comisión Directiva, de acuerdo al reglamento mencionado en el Art. 5 y hecha excepción de aquellos miembros que son designados por la CEA, a través de la Comisión Episcopal de Educación. Todos los miembros de las Asambleas anuales ordinarias tendrán voz y voto en las deliberaciones, y las resoluciones que se tomen lo serán por mayoría simple de votos, siempre de acuerdo al Reglamento antes mencionado. Las resoluciones requerirán la confirmación del Moderador.

Art. 13,- En las Asambleas ordinarias anuales se deberá: 1) considerar, aprobar o modificar la Memoria, Balance General y Cuenta de Gastos y Recursos, presentados por la Comisión Directiva; 2) tratar los asuntos propuestos por las Juntas diocesanas y, eventualmente, por los Consejos provinciales, que hayan sido presentados a la Comisión Directiva con una anticipación no menor de treinta días a la celebración de la Asamblea; 3) tratar cualquier asunto presentado por el Moderador o la Comisión Episcopal de Educación; 4) establecer un plan de actividades -al menos en sus líneas generales- a desarrollar durante el año subsiguiente, sin perjuicio de las modificaciones que las circunstancias aconsejen; y 5) fijar las cuotas que deben aportar las Juntas diocesanas y/o los Consejos provinciales.

Art. 14.- Una Asamblea extraordinaria puede ser convocada por razones de relevante importancia o urgencia que aconsejen su tratamiento sin esperar a la siguiente Asamblea ordinaria anual. La convocatoria podrá ser solicitada por: l) La Comisión Episcopal de Educación; 2)La Comisión Directiva por mayoría simple de votos; y 3) un tercio de los miembros del CONSUDEC, mediante nota firmada. La convocatoria deberá indicar el o los temas a considerar, los que serán excluyentes. Será enviada con no menos de quince días de antelación a la fecha de reunión. En las Asambleas extraordinarias se aplicarán las normas que regulan el funcionamiento de las Asambleas ordinarias.

Art. 15.- La Comisión Directiva estará integrada por un Presidente, un Vicepresidente, un Secretario, un Tesorero y los Presidentes de los Consejos Provinciales de Educación Católica o, en su defecto, la persona que en nombre y por mandato de los Señores Obispos titulares que integren cada una de las provincias y la Ciudad de Buenos Aires, atiendan los intereses de la educación católica en esa jurisdicción. El Presidente, el Vicepresidente y el Secretario serán designados por la Comisión Ejecutiva de la CEA a propuesta de la Comisión Episcopal de Educación, por un período de tres años. Sobre reemplazos por vacantes resolverá la Comisión Episcopal de Educación. Los miembros de la Comisión Directiva que representan cada jurisdicción civil permanecerán en sus cargos mientras continúen en la presidencia del Consejo Provincial o posean mandato e los Obispos para ocuparse e la educación católica en el territorio representado. El Presidente, el Vicepresidente y el Secretario, con el acuerdo del Moderador, designarán al Tesorero.

Art. 16.- Son tribuciones y deberes de la Comisión Directiva: 1) convocar a las Asambleas y ejecutar sus decisiones; 2) presentar a la Asamblea ordinaria anual la Memoria, Balance y Cuenta de Gastos y Recursos; 3) dictar las resoluciones internas necesarias para el cumplimiento de las finalidades del organismo; 4) velar por el fiel cumplimiento de las funciones establecidas en el Art. 3 de este Estatuto; y 5) nombrar empleados y todo el personal necesario para el cumplimiento de sus tareas.

Art. 17.- El Presidente, el Vicepresidente y el, Secretario, el Tesorero y dos vocales, elegidos por la Comisión Directiva de entre sus miembros, formarán la Mesa Directiva, la cual se reunirá con (a frecuencia que requiera el análisis de temas urgentes y la preparación de las Reuniones Plenarias de la Comisión Directiva. Los dos vocales serán elegidos inmediatamente hayan asumido las autoridades designadas por la CEA y durarán en su cargo hasta que finalice, el período de las mismas. En caso de que alguno de los vocales de la' Mesa Directiva dejara de pertenecer a la Comisión Directiva, la misma elegirá de su seno otro vocal para completar el período.

Art. 18.- La Comisión Directiva sesionará válidamente al   menos una     vez cada tres meses, con la presencia de la mayoría de sus miembros. Pasada medía hora después de la fijada, podrá sesionar con los miembros presentes, las decisiones se tomarán por mayoría de votos de los miembros presentes; de producirse empate, el Presidente decide, con doble voto.

Art. 19.- El Presidente, o el Vicepresidente cuando lo reemplazara estatutariamente, tendrá los deberes y atribuciones siguientes: 1) ejercer la representación del CONSUDEC, con el correspondiente mandato cuando sea el caso, de acuerdo con el Art. 4, del presente Estatuto; 2) convocar a las Asambleas y a las sesiones de la Comisión Directiva; 3) firmar con el Secretario las actas de las Asambleas y de la Comisión Directiva, la correspondencia y todo el documento del CONSUDEC; 4) dirigir las discusiones así como suspender y levantar las sesiones de la Comisión Directiva y las Asambleas cuando se altere el orden o las circunstancias lo aconsejen; 5) velar por la buena marcha del CONSUDEC, observando y haciendo observar el Estatuto, los reglamentos, las resoluciones de ¡as Asambleas y de la Comisión Directiva, así como ¡as emanadas de la Comisión Episcopal de Educación ; y 6) decidir las resoluciones que estime pertinentes en los casos imprevistos y sancionar a cualquier empleado que no cumpla con sus Obligaciones. En ambos supuestos lo realizará ad referéndum de la primera reunión de la Comisión Directiva.

Art. 20.- El Vicepresidente secundará al Presidente en el cumplimiento de sus funciones; lo reemplazará en caso de ausencia temporaria y asumirá la Presidencia para completar el período en caso de acefalía, siempre que, en este último supuesto, la Comisión Episcopal de Educación no decida otra cosa.

Art 21.- El Secretario redactará las actas de las Asambleas y de las sesiones de la Comisión Directiva y, una vez aprobadas, las asentará los libros correspondientes y las firmará con el Presidente. A él corresponde custodiar dichos libros. Además, citará con el Presidente a las sesiones de la Comisión Directiva; y deberá firmar, también con el Presidente, la correspondencia y todo documento del organismo.

Art. 22.- El Tesorero llevará la contabilidad del CONSUDEC; percibirá las contribuciones y efectuará los pagos con la intervención del Presidente; asimismo, de acuerdo con éste, confeccionará el Balance del ejercicio y el Presupuesto de Recursos y Gastos, que deberán ser presentados a la Comisión Directiva para su aprobación y posterior elevación a la Asamblea ordinaria anual. El Tesorero actuará siempre de acuerdo con la Fundación a que se refiere el Art. 24.

Art, 23.- Son atribuciones y deberes de los Vocales de la Comisión Directiva: 1) participar en las reuniones y votar las cuestiones propuestas; 2) estudiar los asuntos cuya consideración se le encomiende por la Comisión Directiva, señalar soluciones y presentar propuestas concretas sobre los mismos; y 3) presentar mociones y/o propuestas para ser consideradas en las sesiones de la Comisión Directiva, bien por iniciativa propia, o bien a pedido de miembros del CONSUDEC, Juntas diocesanas o Consejos provinciales.

Art. 24.- El Moderador del organismo será el Presidente de la Comisión de Educación y tendrá la suprema autoridad en la conducción del CONSUDEC. Podrá delegar sus funciones en otro miembro de la Comisión Episcopal de Educación. Tendrá poder de veto en las resoluciones; trasmitirá y velará por el cumplimiento de las decisiones de la CEA en materia de educación; y decidirá él mismo en las cuestiones que estime oportuno reservarse. Sus decisiones, en los asuntos más importantes, deberá tomarlas de acuerdo con los demás miembros de la Comisión Episcopal de Educación.

 

Capítulo IV: Los bienes temporales

Art. 25.-  El patrimonio del CONSUDEC será administrado por una Fundación creada a tal efecto. Formarán parte del Consejo de Administración de la misma el Moderador, el Presidente y el Tesorero del CONSUDEC, así como algún otro miembro de su Comisión Directiva. Los recursos económicos provendrán de las cuotas que abonen las Juntas Diocesanas y/o Los Consejos provinciales así como de los ingresos provenientes de donaciones, subsidios, beneficios, legados, actividades y otros donativos que tengan origen legítimo.

 

Capítulo V: La reforma del Estatuto

Art. 26.- La iniciativa para reformar, total o parcialmente, este Estatuto deberá contar con la aprobación del Moderador. La propuesta podrá provenir bien de !a Comisión Episcopal de Educación, bien de los dos tercios de los miembros del CONSUDEC. Para dar curso a la propuesta se convocará una Asamblea extraordinaria. En ésta, para la aprobación de las modificaciones, se requerirán los dos tercios de los votos de los miembros del CONSUDEC. Lo resuelto sobre el tema se elevará a la Comisión Permanente de la CEA, que es a quien corresponde aprobar la reforma del Estatuto.

 

Capítulo VI: La supresión del CONSUDEC

Art. 27. La supresión del CONSUDEC es competencia exclusiva de la CEA, a través de su Comisión Permanente. La decisión podrá originarse en un pedido fundado de la Comisión Episcopal de Educación; o bien, en una Asamblea extraordinaria cuya convocatoria y decisión se ajustará a lo establecido en el Art. 25. La Resolución fundada de dicha Asamblea, juntamente con el voto del Moderador y las opiniones contrarias, si las hubiera, se elevarán a la Comisión Permanente de la CEA para que formule su decisión definitiva. Si se aprobase la disolución del CONSUDEC, los bienes de la Fundación a que se refiere el Art. 24. pasarán a la CEA, quien los destinará a obras de educación católica.